facebook iconpinterest icon

Celular: (57)(57)3053173701   Mail: info@orbigatos.com

3.jpg

Los gatos son muy queridos por su gran confianza y espíritu independiente. Es lo que hace a los gatos, gatos. Pero a pesar de su naturaleza aparentemente distante, los gatos no son inquebrantables ya sea física, o incluso emocionalmente.

Si valoras el espíritu de tu gato, deberías evitar los siguientes hábitos. Como nos comparte Pet360, éstas son maneras infalibles de atacar la verdadera naturaleza felina de tu minino.

10 Hábitos Que Podrían Destruir el Espíritu de Tu Gato

1. No Limpiar su Caja de Arena

Prácticamente todos los gatos necesitan una caja de arena limpia. Si no cumples con la limpieza de la suya regularmente, tu gato seguramente va a encontrar un nuevo lugar para hacer sus necesidades. Y no puedes culparlo.

Mientras que los gatos varían en qué tan específicamente limpia quieren su caja de arena (algunos no la usan si tiene heces, mientras que otros lo pueden tolerar), todo gato merece un 'baño' limpio.

Te recomiendo retirar todas las heces y grumos con orina, y quitar toda la arena y orina/heces que estén pegadas a los lados o al fondo de la caja con una toalla de papel húmeda, dos veces al día. Seca todas las áreas que limpiaste a fondo antes de echar antes de poner nuevamente más arena.

Este régimen de mantener los costados y el fondo de la caja limpio y seco puede ayudar a extender el tiempo entre limpiezas profundas de su caja. De cualquier forma, deberías cambiar toda la arena utilizada y limpiar a fondo la caja al menos una vez a la semana.

Es importante lavar el contenedor a fondo para eliminar tanto olor como sea posible. Esto disminuye las posibilidades de que tu gato se rehúse a utilizar su caja de arena por el olor persistente.

La caja se debe lavar únicamente con agua caliente. Si vas a utilizar jabón, elige uno natural, sin ninguna fragancia. Evita cualquier producto de limpieza aromático o que contenga toxinas potenciales.

2. Gritar

La mayoría de los gatos son muy sensibles a los sonidos fuertes, incluyendo el sonido de un humano gritando. Muchos gatos van a correr a buscar un lugar para esconderse si escucha gritos, aunque no estén dirigidos a él. Por el bien de tu gato (y el de todos en tu hogar), mantén los gritos al mínimo.

3. Castigarlo

Castigar a tu gato por su mal comportamiento probablemente será contraproducente. Tu gato, probablemente, no va a entender por qué le estás gritando, pero de cualquier forma va a aprender que te debe tener miedo. Si tu gato tiene un problema de comportamiento, una mejor recomendación es identificar la causa que castigar sus acciones.

4. Ignorar su Dolor

Los gatos son excelentes para esconder sus sentimientos de incomodidad y dolor, así que se necesita un dueño muy observador y atento para detectar a un minino sufriendo. Las señales de un dolor agudo en gatos pueden ser cambios en su postura, su nivel de actividad, su actitud, su vocalización, su apetito, sus expresiones faciales, y su reacción cuando lo tocan o cargan.

También puede haber cambios notorios en sus ojos, orejas y bigotes. Los cambios en el comportamiento, especialmente un gato que se retira, se esconde o pierde el apetito deberían ser llevados a revisión con un veterinario.

5. Dejarlo en la Oscuridad

Los gatos pueden ver mucho mejor que tú en la oscuridad, pero no pueden ver en la oscuridad total. Además, un gato sólo en la oscuridad, se puede sentir aislado o abandonado.

Si te vas a ir por un periodo largo, haz que un amigo en quién confíes, un vecino, o una niñera de mascotas vaya a visitarlo a tu casa una o dos veces por día. También puedes dejar encendida una lámpara, o incluso una radio o televisión con volumen bajo para darle a tu gato una compañía adicional mientras no estás.

6. Provocarlo

Esto debería ser de conocimiento general para los dueños de gatos, pero intenta evitar provocar a tu gato o tratarlo como un juguete (esto también aplica para los niños). Así que, no jales su cola, lo despeines, le soples en la cara, ni tampoco lo cargues si no le gusta.

7. Asearlo con Poca Frecuencia

A los gatos no les gusta asearse, pero aun así necesitan ayuda para cuidar su pelaje y sus uñas. Cuantos cuidados tu gato necesite depende bastante del tipo y textura de su pelaje, así como su edad, estilo de vida y estado de salud.

Por ejemplo, los gatos más viejos suelen tener problemas para acicalarse solos, mientras que los gatos con "caras aplastadas" (como los Himalaya o los persas) pueden necesitar que les limpien los pliegues de su piel para prevenir una infección. Tu gato también necesita que lo cepillen con frecuencia o incluso un baño, ocasionalmente.

8. Lastimarlo/Intimidarlo

Lastimar o intimidar a tu gato de cualquier forma — ya sea golpeándolo, pateándolo, pegándole con un periódico, etc. — solamente le enseñará que debe temerles a las personas y romperá su espíritu rápidamente.

9. Cambiarle el Tazón de Agua con Poca Frecuencia

Los gatos deberían tener acceso a agua fresca diariamente, pero algunos dueños de gatos dejan un tazón de agua por días sin cambiarlo o enjuagarlo. A tu gato le gusta el agua limpia y fresca, tal como a ti. Algunos gatos también disfrutan beber de agua de la llave si está abierta o goteando (asegúrate de tener un filtro para el agua de la llave).

10. Ignorarlo

Los gatos pueden ser independientes, pero a la mayoría les encanta la atención regular, el afecto y los juegos.

Los gatos pueden utilizar distintos métodos de comunicación y te van a seguir a términos de cuánto van a compartir juntos.1 Así que, si te tomas el tiempo de darle amor y atención a tu gato regularmente, él te responderá de la misma manera.

mueblesparagato

Conociendo las razas: Abisinio

 

abisinio

 

Razas más consultadas

Persas

Raza de Gatos Persa

Ragdoll

Bengali

raza de gatos  Bengali

Exótico

raza de gatos  exotico

Maine Coon

raza de gatos maine coon

Devon Rex

American Shorthai

American shorthair

Thai

raza de gatos  siames tradicional o thai